DIRECCIÓN

Luis Turpín

 

AYUDANTE DE DIRECCIÓN

Iván Ruiz Céspedes

 

INTÉRPRETES

Rafael Ordóñez / Gabriela Pulgar / Manuel Monteagudo / Elisa Muñoz / Francisco Valcarce / Daniel Sanz / Ana Peña / Susana Pérez / Roberto Ruiz

 

ESCENOGRAFÍA

Enrique Uhalte

 

COREOGRAFÍAS

Susana Rodríguez

 

ILUMINACIÓN

Iván Ruiz Céspedes

 

VESTUARIO

La Trajería (Zaragoza)

 

GÉNERO

Drama tragicómico

 

DURACIÓN

1 hora 15 minutos

 

      FECHA DE ESTRENO

        Junio de 2016


Ali y Matías, una misteriosa pareja, y su extraña sirvienta Udo, invitan a una serie de desconocidos a su casa con el objetivo de realizar una orgía. Seres extraños y misteriosos que se esconden bajo un pseudónimo; La Puta, El Semental, El Adolescente y La Diva.

Una vez juntos saldrán a la luz miles de secretos, miserias, complejos y fantasmas del pasado que no dejan avanzar a ninguno de ellos.

Así, descubrirán que, además del gusto por el sexo en grupo, todos comparten algo más; la soledad.

En Jugando a ser humanos se habla, y mucho, de sexo, pero también de abandonos, de la felicidad, de la vida, de la muerte, de las relaciones entre personas y de la necesidad del ser humano de amar y ser amado.



GALERÍA DE FOTOS

 

(Pincha sobre las imágenes para ver las fotos ampliadas)



PROMOCIÓN




CRÍTICAS

  • Jugando a ser humanos nos sumerge más en un ejercicio de experimentación que una obra teatral al uso. Estamos ante una propuesta que da vueltas sobre las relaciones humanas, las necesidades y comportamientos que se desarrollan en torno a la soledad, en este caso, a la necesidad de vencer la sensación de soledad a través de las relaciones sexuales buscando la distancia emocional, que finalmente nuestros protagonistas no consiguen mantener.

Estrella Savirón

(Leer crítica completa en agolpedeefecto.com)

  • Jugando a ser humanos parte de una premisa brutal: una extraña pareja y una ambigua ama de llaves que invitan a su casa a un grupo de desconocidos a  una orgía en el más explícito contexto sexual. Un punto de partida que rápidamente revisten de juego teatral porque en definitiva hablamos de teatro. Van desfilando los diferentes personajes entre el morbo y la provocación, mientras aprovechan sus monólogos para dar pinceladas de una personalidad oscura, con un pasado turbulento y expectativas incumplidas además de su colección de miserias. Personajes que aparentan una cosa y que por dentro bullen como una caldera de un  guiso que cuece a punto de llegar a ebullición.

Manu de la Fuente

(Leer crítica completa en el blog genteconduende.wordpress.com)

  • Luis Turpín nos presenta Jugando a ser humanos. Un cuidado trabajo experimental, con el componente académico que precisa toda indagación creativa. Inspirado en una película francesa, pero con dramaturgia propia, y una puesta en escena trabajada y primorosa. La idea de la casa misteriosa, la criada vestida con uniforme de doncella, y unos dueños como una promesa de perversión, hacen siempre atractiva una obra. El dinero y el poder compran voluntades, y todos hemos fantaseado en el papel de amo o esclavo, según el estado de ánimo, que al final es el rol que se adopta cuando se intercambia voluntad por dinero...

 

Luis Muñoz Díez (Revista Tarántula)

 

(Leer crítica completa en revistatarantula.com)

  • Tanto la puesta en escena como el texto, la interpretación y la dirección, son de sobresaliente. Asistimos a una obra de teatro que reúne distintos matices, y que pasa de la comedia a la crudeza de algunas de las situaciones de los personajes. Sin ninguna duda, la recomiendo.

Iris Rico

  • Jugando a ser humanos demuestra, una vez más, que la compañía Movimiento Sempiterno le pone ganas y empeño. En esta función brilla un reparto equilibrado, en el que destacan Daniel Sanz y Manuel Monteagudo.

Pablo M. Bravo

  • Un gran trabajo de interpretación y de puesta en escena que tras la disculpa del sexo esconde una historia inesperada y unos sentimientos universales en los seres humanos. La obra a veces, incluso sin palabras, llega a transmitirnos esa sensación de desamparo y angustia de sus protagonistas gracias a una puesta en escena unas veces inquietante, otras de una emocinante belleza . No os la perdáis. Aviso, abstenerse mogigatos que no soporten diálogos de sexo.

Juan Pedro Monteagudo

  • Amor, soledad, felicidad, tristeza, vida, muerte, confesiones entre extraños que en el transcurso de la obra dejan de serlo, para darse cuenta de que todos se han necesitado sin saberlo.... monólogos para no pestañear. Excelente y cautivadora, Jugando a ser Humanos.

Yasmina Garam

  • Me encantó la obra, valiente, emotiva y muy elegante, aunque el tema haga pensar en lo contrario. y sobre todo, de una gran belleza en la escena final.
Clara Lopez Garcia-argudo
  • Teatro experimental con humor e inteligencia. Divertido y extravagante.

Cristina Ajates

  • Merece la pena disfrutar de esta obra. Es original y entretenida. Se mantiene una atmósfera de concentración durante todo su desarrollo, que mantiene al espectador en tensión constante. 100% recomendada.

JM Caballero